Buscar

Tarta fría de 4 quesos y frambuesas (Queso Ricotta, philadelphia, cabra y azul)

Si ya me conocéis un poquito de otras recetas sabréis que tengo una pequeña obsesión con las tartas de queso. ¡Me encantan! Y siempre estoy inventándome nuevas recetas para hacer varias versiones. Hoy he probado una mezcla un poco rara y atrevida que ha resultado ser una tarta de queso impresionante y deliciosa.

Voy hacer una tarta de 4 quesos fría con frambuesas, y le damos un toque crujiente con una base horneada de galleta.


¿Qué quesos he usado? Ricotta, philadelphia, queso de cabra fuerte y queso azul.



Nunca había añadido este tipo de quesos tan fuertes. Sobretodo el queso azul tiene un toque bastante salado, e incluirlo en recetas dulces no suele ser muy común. Pero a diferencia de lo que podemos pensar, le da un toque muy bueno a la mezcla.


Cuando cocinas una tarta los sabores del queso suelen incrementarse, sobretodo si son fuertes. Con la crema fría que vamos a hacer, le daremos un toque dulce y cremoso, combinándolo a la perfección con los sabores del queso.


CÓMO HACER UNA TARTA DE 4 QUESOS CON FREMBUESAS (Queso Ricotta, philadelphia, cabra y azul)


Lo primero que vamos a hacer es la base de la galleta para la tarta.

Ingredientes para la base de galleta:

Este tipo de masa de galleta es perfecta para hacer bases de tartas, crumble, galletas para decorar con glasé…

  • 225gr de mantequilla a temperatura ambiente

  • 150gr de azúcar glass

  • 1 huevo L

  • Esencia de vainilla al gusto

  • Canela y jengibre en polvo al gusto

  • Una pizca de sal

  • Ralladura de 1 lima entera

  • 420gr de harina de trigo común


Dependiendo del molde que uses seguramente te sobrará algo de masa. La puedes guardar cruda en el frigorífico y usarla en unos días para hacer unas galletas para el desayuno o algún otro postre.




Para hacer la masa solo necesitas un bol, añade todos los ingredientes y mezcla. Cuando ya sea difícil amasar, añade un poco de harina en la encimera, y amasa la masa hasta poder crear una bola lisa. Envuélvela en papel de film y guárdala en el frigorífico mínimo 1 hora. Esta masa la puedes tener en el frigorífico hasta 1 semana y puedes congelarla 1 mes.

Mientras, preparamos un molde para hornear la galleta. Para crear una base de tarta con un borde alto cogemos un molde desmoldable de bizcocho. Añadimos en la base papel de horno y lo untamos todo con mantequilla.

Luego ve cogiendo trocitos de masa de galleta y crea una base y los bordes de la tarta. Hazlos tan altos como quieras. Yo los he hecho de unos 3 centímetros.


Cuando lo tengas listo, precalienta el horno a 200ºC durante 10 minutos. Y luego hornea tu base durante 10 minutos a 180ºC.


Recuerda que toda la masa de galleta cruda que te sobre la puedes volver a guardar en el frigorífico o en el congelador para otra ocasión.


Ingredientes para el relleno de la tarta de quesos:

  • 200ml de nata para montar fría

  • 250gr de frambuesas frescas

  • 100gr de queso ricota

  • 50gr de queso philadelphia

  • 50gr de queso azul

  • 50gr de queso cremoso fuerte de cabra

  • 200gr de azúcar glas

  • Una pizca de esencia de vainilla



1. Monta la nata. Recuerda que para que monte mejor es preferible que la nata este fría. Y si puedes deja una media hora antes las varillas de montar en el congelador. Te será más fácil montarla si los utensilios también están fríos.


2. Cuando tengas la nata montada añade el queso philadelphia, el queso de cabra, el queso ricota, la esencia de vainilla y el azúcar glas y mézclalo todo.


3. Por ultimo, calienta un poco el queso azul en el microondas, unos 30 segundos. Sácalo, remuévelo e intenta deshacerlo hasta que quede una crema de queso. Cuando tengamos esta crema, añádela a la mezcla con la nata y vuelve a batir. Si añadimos el queso azul sin deshacerlo previamente, nos encontraríamos trocitos pequeños de queso azul en la mezcla.


4. Con todos los ingredientes mezclados, añade esta mezcla a la base de galleta que tenemos enfriando. Cúbrela de frambuesas, espolvorea algo de azúcar glass y guarda la tarta en el frigorífico. Te recomiendo dejarla reposar y enfriar durante unas 2 horas.




La tarta la puedes tener en el frigorífico durante unos días. Te aseguro que siempre que abras el frigorífico querrás cortar un trocito.

Esta tarta es para unas 10 o 12 porciones. El molde que he usado para hacer la base es de 26cm de diámetro. Aunque puedes adaptar las medidas a tus necesidades.



Espero que te guste esta tarta y espero que me cuentes que tal te ha salido en los comentarios.


Puedes seguir leyendo muchas más recetas en el blog.


Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las próximas recetas e inspiración.

¡Un saludo y hasta mañana!


¡Suscríbete al blog para recibir

artículos y recetas gratuitas!