Buscar

Pimientos Shishito con salsa griega

Los pimientos shishito son una especie de pimientos japoneses únicos. Son similares a los pimientos del padrón (algo habitual en nuestros supermercados en España) y suelen ser todos bastante picantes. Es posible encontrar en mercados esta variedad de pimientos y son una opción genial para hacer aperitivos, snacks, acompañamientos…


En mis viajes a Asia, los he encontrado este tipo de pimientos incluidos en muchísimas variedades de comidas; sopas, pasta, rellenos… Y yo misma los he usado en muchas de mis recetas.

En este caso vamos a usar los pimientos shishito para hacerlos en una sarten de parrilla, sazonados con sal gruesa rosa y acompañados de una deliciosa salsa griega. Un entrante perfecto para cualquier comida.




Si no encuentras este tipo de pimientos, no te preocupes, puedes usar pimientos verdes del padrón. La salsa complementa perfectamente con todo tipo de pimientos y seguirá siendo un snack delicioso.


PIMIENTOS SHISHITO A LA PARRILA CON SALSA GRIEGA


Ingredientes necesarios para un snack de 4 personas:

  • 800gr de pimientos shishito

  • 1 limón

  • 1 yogurt griego sin azúcar

  • 50gr de queso philadelphia

  • 6 o 7 hojas de albahaca

  • Básicos: Pimienta de colores, Sal rosa del Himalaya o sal gruega, Sal fina para la salsa y aceite de oliva virgen extra


Lo único que necesitas para hacer los pimientos es una barbacoa, una parrilla o una sarten de parrilla. Con la ayuda de un pincel pinta todos los pimientos con aceite de oliva virgen extra y ponlos en la parrilla. En este momento todavía no añadimos ni la sal, ni la pimienta.


Salsa griega de limón y albahaca


Para hacer la salsa primero vamos a añadir en un vaso batidor el yogurt griego sin azúcar, el queso philadelphia, el zumo de un limón, una pizca de sal, una pizca de pimienta y 6 o 7 hojas de albahaca fresca.


Si le quieres dar un toque picante puedes añadir una guindilla seca (previamente ablandada en agua templada) o un poco de pimienta de cayena molida.



Con la ayuda de una batidora tritura todos los ingredientes de la salsa hasta crear una salsa homogénea y sin grumos.

Deja reposar la salsa en el frigorífico por lo menos media hora, eso hará que se enfríe suficiente para poderla comer con los pimientos calientes. El contraste de la salsa fría y el frescor del limón y la albahaca, hacen que este snack sea todavía más bueno.




¡Y cuando tus pimientos ya estén hechos y tostados es hora de comerlos!


Es una receta muy fácil, rápida y que te encantará. Puedes seguir leyendo muchas más recetas en el blog. Cuéntame en los comentarios con que vas a acompañar los pimientos. Espero que los disfrutes mucho.

Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las próximas recetas e ideas para tus platos.


¡Un abrazo y hasta mañana!

¡Suscríbete al blog para recibir

artículos y recetas gratuitas!