Buscar

Pizza casera de higos y alcachofas con queso de cabra tierno

Para esta deliciosa pizza vamos hacer la masa en casa. Es realmente sencillo hacer la masa en casa, pero es un poco entretenido y hay que tener en cuenta que la masa debe fermentar.

No obstante, la masa hecha en casa es deliciosa. ¡¡Debes probarla!! Acompañaremos esta deliciosa masa con higos y alcachofas, queso de cabra tierno y tomates cherrys.



CÓMO HACER MASA DE PIZZA CASERA


La preparación de la masa de pizza casera es muy sencilla y está deliciosa. Yo suele preparar cantidad suficiente para 4 o 6 bolas de pizza y una vez acabado todo el proceso de fermento puedes congelar las que no vayas a usar, para otro día.


Si no quieres hacer tanta cantidad, solo tienes que dividir las porciones.


Ingredientes para 4 pizzas grandes o 6 pizzas medianas


  • 1,200kg de harina de trigo

  • 600ml de agua tibia

  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • 50gr de levadura fresca

  • Una pizca de sal


Vamos paso a paso


1. Lo primero que debes preparar es el pre-fermento. Coge un vaso grande y añade 200ml de agua, dos o tres cucharadas de harina y la levadura desmigada. Con la ayuda de una cuchara revuelve y revuelve, hasta que tengas una masa líquida homogénea.


2. En un bol grande añade el resto de los ingredientes. La harina, el agua, el aceite de oliva virgen extra y la sal.




3. Cuando tengas bien disuelta la levadura, añade esta mezcla al bol grande y mezcla con la ayuda de una cuchara de repostería o con una maquina de amasar.


4. Cuando ya sea complicado amasar en el bol, añade un poco de harina a la mesa y traspasa la masa. Amasadla bien hasta tener una bola.


5. En un bol limpio añade la bola de la masa y pinta con un pincel de repostería la masa con un poco de aceite de oliva virgen extra. Tapa el bol con papel film.


6. Ahora toca fermentar la masa. La mejor opción es que este bol tapado con papel film, lo metas al horno (parado y frio) y la dejes allí durante 1 hora y media.



7. pasado el tiempo del primer fermento, la masa habrá crecido al doble o incluso mas. Traspasa esta masa a la mesa de trabajo y divídela en los trozos que quieras. Si has hecho el total de la cantidad que te indicaba antes, puedes dividirla en 4 porciones si quieres hacer pizzas grandes o en 6 porciones si quieres hacer pizzas medianas.



8. Vuelve amasar un poco cada porción, haz otra vez bolas y en cuencos por separado y tapados con papel film, vuelve a dejar fermentar la masa. En esta ocasión servirá con 30,45 minutos.


9. Cuando ya tengas la segunda fermentación acabada, puedes congelar las bolas bien envueltas que no quieras usar.


10. Y ahora toca preparar una pizza deliciosa para disfrutar de esta masa tan buena.


PIZZA CASERA DE HIGOS Y ALCACHOFAS CON QUESO DE CABRA TIERNO


Aunque pueda parecer una combinación extraña de sabores, los higos y las alcachofas combinan perfectamente. La fruta de temporada en las pizzas saladas queda genial. Ya sean melocotones, nectarinas, ciruelas, higos...




Para esta pizza voy añadir higos frescos, alcachofas congeladas, tomate frito casero, cebolleta, algunos tomates cherrys y queso de cabra tierno. Sazonado un poco con sal, aceite de oliva virgen extra y orégano. No se necesita más para que la pizza sea deliciosa.


Vamos paso a paso:


1. Con una de las bolas de masa de pizza que has preparado y con la ayuda de un rodillo alísala tanto como te guste. deja el grosor que mas te guste. Recuerda que al hornear volver a subir un poco el grosor. A mí me gusta bastante finita.


2. Añade tomate por toda la base, los higos cortados a rodajas, las alcachofas a trozos y la cebolleta a rodajas.


3. Por último añade el queso de cabra tierno. Puedes desmigarlo a trozos con los dedos, cortarlo en rodajas... Si prefieres otro tipo de queso, escoge el que mas te gusta. El queso azul también queda muy bien con los higos y las alcachofas.


4. Añade un poco de pimienta, sal, orégano y un poco de aceite de oliva virgen extra por toda la pizza.



5. Los tomates cherrys no los añado en el primer momento de horneado. Ya que se hacen demasiado sí los añades en el mismo momento que los demás ingredientes. Prefiero añadirlos en los últimos 5 minutos de cocinado. Puedes añadirlos como a ti te guste mas.


6. Precalienta el horno a 200ºC durante 10 minutos. Después, añade la pizza al horno, baja la temperatura a 180ºC y hornea tu pizza durante 25-30 minutos.



La pizza está deliciosa y espero que te guste muchísimo.


Puedes seguir leyendo muchas más recetas de pizzas en el blog.

Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las próximas recetas, curiosidades e inspiración para tus platos.

¡Un abrazo y hasta mañana!