Buscar

Medias lunas esponjosas rellenas de chocolate

Llegan los fines de semana y el cuerpo lo sabe. Nos apetecen cosas dulces, algún postre especial o un desayuno más elaborado. Estas medias lunas de chocolates son perfectas para este tipo de ocasiones, aunque están tan deliciosas, esponjosas y mantecosas, que serian perfectas para cualquier día.

Hoy os cuento cómo hacer medias lunas esponjosas rellenas de chocolate. Aunque la misma receta la podéis aplicar para hacerlas rellenas de frutas, de embutidos, quesos…. Incluso hacer bollos o un pan dulce.



COMO HACER MEDIAS NOCHES ESPONJOSAS RELLENAS DE CHOCOLATE

Ingredientes para unas 30 unidades:

  • 500gr de harina de trigo

  • 12gr de levadura fresca

  • 80gr de azúcar blanco

  • 1 huevo

  • Ralladura de 1 limón

  • Esencia de vainilla al gusto

  • 75gr de mantequilla pomada

  • 140ml de leche entera

  • 100ml de agua

  • Canela en polvo al gusto

  • Unas gotitas de agua de azahar

  • Una pizca de sal

  • Chocolate para rellenar

  • 1 huevo adicional o huevo liquido para pintar los croissants antes de hornear.




Vamos paso a paso:


1. Primero de todo vamos a hacer el pre-fermento. En un vaso o un pequeño bol añade el agua, la levadura fresca a trocitos y 50gr de harina. Debes mezclarlo todo hasta que sea un liquido homogéneo y ya no haya grumos de la levadura.


2. En un bol de cristal aparte, añadimos toda la harina y hacemos un agujero en medio.


3. En el agujero añadimos el huevo, el azúcar, la ralladura de limón, la canela, la sal, la esencia de vainilla, las gotitas de azahar, la leche, la mantequilla y el pre-fermento y mezcla.


4. Primero podrás mezclar un poco con la amasadora, pero en cuanto la masa ya no te permita seguir amasando de esta forma, esparce un poco de harina en la encimera, traspasa la masa, y te toca amasar. Amasa con movimientos de adentro para afuera, por unos 4-5 minuto, hasta que puedas hacer una bola bien hecha con la masa lisa.



5. En un bol limpio, añade la masa en el interior y tapa el bol con un papel film.


6. Debes dejar fermentar esta masa por unas 2 horas. El mejor lugar es en el interior del horno, apagado y frio. Si preparas la masa un día antes, para hacer las medias lunas por la mañana, puedes dejar fermentando esta masa en el frigorífico por unos 8-10 horas.


7. Una vez pasado este tiempo la masa ya habrá fermentado y aumentado su tamaño al doble.


8. Ahora ya toca preparar los croissants. Esparce un poco de harina en la encimera, y traspasa la masa fermentada. Con la ayudo de tus dedos, aplasta un poco la masa para que elimine los gases de la fermentación.


9. Parte la bola de la masa en dos o tres trozos. De esta forma te será mucho más sencillo estirarla.


10. Con la ayuda de un rodillo, alisa la masa, hasta que quede un grosor de 2 o 3 milímetros. Si te sale, intenta que la masa quede en una forma circular. Si no, no pasa nada.


11. Cuando ya la masa la tengas extendida y fina, corta triángulos para tus croissants. Y en la parte mas gruesa añade un trozo de chocolate. El que tu preferías. Si quieres añadir fruta, jamón, queso… también lo puedes hacer.




12. Deja los croissants en una bandeja de horno con el papel para hornear y déjalos reposar tapados con un trapo, encima de la encimera por 1 hora. Destápalos y píntalos un poco con huevo liquido o huevo batido crudo.


13. Pre-calienta el horno durante 10 minutos a 200ºC. Después baja la temperatura a 180ºC y hornea los croissants por 15 minutos.


¡Y ya los tienes listos y deliciosos!



Están tan deliciosos que querrás hacerlos todos los fines de semana probando nuevos rellenos ¡Te lo aseguro!

Con esta misma masa he hecho rollos de canela y limón, rellenos de frambuesas, de arándanos… croissants de jamón y queso, croissants de queso y nueces… Se me hace la boca agua. Puedes ver más recetas del blog desde este enlace.

No creo que te sobren, pero si te sobran los puedes congelar y descongelar para otro día. O dejarlos en un plato y taparlos con papel film para el día siguiente.

¡Espero que te gusten mucho! Cuéntame en los comentarios que tal te han salido, como los has rellenado… ¡Disfrútalos!

Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las próximas recetas y mucha inspiración para tus platos.

¡Un abrazo y hasta mañana!