Buscar

Galette de tomates cherrys, queso de cabra fresco y queso azúl

Si te apetece un primer plato o un aperitivo buenísimo, fácil de hacer y que encante a todo el mundo, las galette saladas son una genial opción. Esta receta es muy sencilla de hacer y puedes combinar los ingredientes como mas te gusten.


Los tomates al hornearse con los quesos y las especies cogen un sabor intenso y delicioso que se deshace en la boca.

Es una mezcla muy cremosa gracias al queso de cabra fresco y a los tomates horneados. No hay combinación más sabrosa que los tomates y el queso. Es una receta que acepta que añades algunos ingredientes mas como aceitunas, salmón ahumado, jamón, calabacín…




En este caso vamos a modificar un porquito y para hacerlo más fácil aún vamos a utilizar una masa quebrada fácil de encontrar en cualquier supermercado. Puedes usar masa de galleta salada, masa quebrada, masa de hojaldre, brisa... no importa, porque el resultado será delicioso igualmente.


Si quieres saber cómo hacer la masa tú mismx, ya os conté como se hace la masa para galette en el post gallete de almendras y ciruelas. Aunque las proporciones del azúcar son distintas. Necesitarás para hacer tu la masa: 120gr de mantequilla sin sal (si la usas con sal no añadas mas sal a la masa), una cucharadita de postre de sal, un huevo M y 210gr de harina. Mezclalo todo en un bol y cuando ya sea difícil amasar, traspasa la masa a la mesa de trabajo (añadiendo un poco de harina previamente) y amasa hasta hacer una bola. Envuelvela en papel film y déjala en el frigorífico durante 1h enfriando. Luego te tocará con un rodillo hacer una masa extendida en redondo con un grosor máximo de medio centímetro.


GALETTE DE TOMATES CHERRYS, QUESO DE CABRA FRESCO Y QUESO AZÚL


Ingredientes para una gallete de 6 porciones


  • 1 masa quebrada comprada (o puedes hacerla en casa)

  • 120 gr aprox. de tomates cherrys

  • 80 gr de queso de cabra fresco (también puedes utilizar queso crema de vaca, si lo quieres mas suave)

  • 80 gr de queso azul o roquefort

  • Un puñado de semillas de sésamo

  • Un poco de tomillo

  • Un poco de romero

  • Un poco de perejil fresco

  • Una yema de huevo para pintar la masa

  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

  • Un poco de pimienta de colores molida



Como ves los ingredientes son muy fáciles de encontrar. Y prepararla te llevará tan solo 10 minutos.


Vamos paso a paso


1. Primero de todo deja la masa quebrada (o la masa que vayas a utilizar a temperatura ambiente mientras vamos preparando los ingredientes para rellenarla.


2. Corta los tomates cherrys por la mitad y pica finito el perejil.


3. Extiende la masa que vayas a utilizar sobre un papel vegetal y unta el queso de cabra fresco por la base dejando un margen de 1 cm o 1,5 cm. Deja un poco de queso extra (te tiene que sobrar la mitad aprox. para luego añadirlo por encima.




4. Coloca los tomates boca arriba por toda la base, encima del queso de cabra.


5. Con la ayuda de los dedos, ve desmigando el queso azul o roquefort (el que mas te guste) y ve añadiéndolo por encima de los tomates. Aprovecha este momento para añadir el queso de cabra que te ha sobrado antes, también a trocitos. Luego, con el calor del horno, el queso se fundirá y se incorporará entre los tomates.



Este es el momento perfecto si quieres añadir mas ingredientes como jamón, calabacín, salmón, otros quesos, cebolla... improvisa y ya verás como te saldrá buenísima.


6. Antes de cerrar la galette nos toca añadir las especies que queramos. En este caso he añadido tomillo fresco, un poco de romero, un poco de perejil picado, un poco de pimienta de colores molida y una cucharada de aceite de oliva virgen extra. No he añadido más sal, ya que los quesos son bastante salados.


7. Cierra la gallete por los bordes. Pinta el borde con una yema de huevo y espolvorea por encima de ellos un poco de semillas de sésamo. Si tienes otro tipo de semillas como de amapola también le puedes añadir un poco, sin pasarse.




8. Precalienta el horno durante 10 minutos a 180ºC con el calor por arriba y por abajo.


9. Hornea la gallete durante unos 12-15 minutos, a la misma temperatura. Puedes ir revisándola para ver si se está haciendo. Y en cuanto los bordes de la masa estén hechos ya tienes tu gallete de tomates cherrys y quesos hecha.



A pesar de que los tomates sueltan un poco de agua y la base suele quedar un poco blandita, verás que los bordes son crujientes y deliciosos. Cométela caliente, no pierdas tiempo. ¡Esta riquísima!



Espero que disfrutes mucho de tu gallete y cuéntame en los comentarios que tal te ha salido y si has añadido mas ingredientes.


Puedes seguir leyendo más artículos sobre aperitivos, platos vegetarianos, carnes, pescados, postres... en el blog.


Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las próximas recetas e inspiración para tus platos.


¡Un abrazo y hasta mañana!