Buscar

Ensalada de patatas dulces y lentejas

Llega el otoño y me resisto a dejar atrás las ensaladas. ¡Me encantan! Así que siempre estoy inventando nuevas mezclas que sean sabrosas y perfectas para todo el año.


Las ensaladas de lentejas se pueden hacer frías con hortalizas crudas, atún, huevo duro, gambas... y siempre con un buen aliño salen deliciosas.


Las ensaladas templadas son una opción genial para este entre tiempo, donde te apetece algo más caliente, pero a la vez prefieres una ensalada, algo fácil y rápido de hacer.


Esta ensalada de patatas dulces o boniatos con lentejas es templada. Donde añadiremos algunas hortalizas más braseadas y un sabroso aliño.



ENSALADA DE PATATA DULCE Y LENTEJAS


Ingredientes para 2 personas:


  • 1 boniato medio

  • 200gr de lentejas (puedes cocerlas tu o añadirlas de bote ya cocidas)

  • Tomates cherrys, unos 10 aprox.

  • 1/2 calabacín

  • 1 cebolleta fresca

  • eneldo fresco

  • aceite de oliva virgen extra

  • cilantro fresco o perejil

  • 1 limón pequeño

  • pimienta negra

  • sal




Personalmente me gusta más usar las hierbas aromáticas frescas. No siempre tengo y en esos casos utilizo las especies en seco. Si te decides en usarlas frescas el sabor es más intenso, fresco y sabroso.


Vamos paso a paso:


1. Lo primero que vamos hacer es cocer el boniato. Aunque se puede hervir a mi me gusta más hacerlo al horno. En otoño utilizo bastante el boniato tanto en dulces como en salados. Así que a veces horneo 4 o 5 boniatos para luego ir usándolos durante la semana en varias recetas. Si te decides en hornear mas de uno para aprovecharlos más adelante, no puedes añadir sal y pimienta mientras se hornee.

Coge un cuadrado de papel de aluminio y envuelve el boniato. Recuerda que la parte brillante debe ir en el exterior.

Si el boniato es muy grande te recomiendo que le cortes en dos o tres trozos y cada trozo envuelto individualmente.

Enciende el horno a 180ºC y hornea durante 30 minutos. Pasado este tiempo, pincha con un tenedor el boniato y asegúrate que ya este cocido y blando.


2. Mientras tenemos el boniato al horno, vamos a cocer las lentejas. Si quieres ir rápido puedes utilizar lentejas de bote. Recuerda lavarlas bien y escurrirlas para que la ensalada no quede aguada.


3. Corta el calabacín a trocitos, de 1cm x 1cm aprox. Coge una sartén, una plancha o una sartén de parrilla, añade un poco de aceite de oliva virgen extra y saltea el calabacín hasta que quede dorado y retirado del fuego.


4. Corta los tomates cherrys por la mitad o a cuartos. Si no tienes tomates cherry's, puedes usar cualquier tipo de tomate fresco.



5. Para hacer el aliño corta la cebolleta fresca a cuadradillos, en juliana... como mas te guste. Añádele en un bol con dos cucharaditas de aceite de oliva virgen extra y el zumo de 1 limón.

Para sazonarla un poco, añade sal y pimienta negra al gusto. Y por último corta a trocitos pequeños el eneldo y el cilantro fresco.

Él aliño déjalo reposar 30 minutos en el frigorífico para que este fresco y delicioso.




Lo ideal es que cuando tengas el calabacín hecho y el boniato todavía calentito, añadas el aliño y combines las hortalizas calientes, con el frio de las lentejas, los tomates y el aliño. La mezcla es deliciosa.


El boniato le aporta un toque dulce muy bueno que te encantará.


¡Por cierto! A mi me gusta la piel del boniato, por ello cuando la corto a trocitos no se la quito. Si tu prefieres quitársela recuerda hacerlo antes de cortarla a trocitos. Deja enfriar un poco el boniato antes, para no quemarte.



Espero que te guste mucho esta ensalada de patata dulce y lentejas. Puedes seguir leyendo más recetas en el blog.

Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las nuevas recetas e inspiración para tus platos.


¡Un abrazo y hasta mañana!