Buscar

Ensalada de espinacas baby, pollo, granada y higos

¿Sin tiempo para cocinar? A mí me pasa muchísimas veces y siempre acabo recurriendo a las ensaladas. ¡Las amo! Para que no sean aburridas, intento siempre combinar varios ingredientes y las ensaladas en las que añado el contraste de fríos y calientes son mis favoritas, sobretodo cuando llega el otoño.


Hoy vamos a hacer una deliciosa ensalada de espinacas, pollo, granada y higos. En la que también vamos a añadir algún ingrediente mas como mezcla de lechugas, cebolleta... con una vinagreta deliciosa y fresca de lima. ¡Empezamos!



Es muy rápida de preparar y lo único que vamos a cocinar es la pechuga de pollo, que la vamos a hacer a la plancha, mientras cortamos y preparamos los demás ingredientes. Además, si eres de lxs que come en el trabajo, la puedes dejar hecha el día anterior y está igual de buena.



ENSALADA DE ESPINACAS BABY, POLLO, GRANADA Y HIGOS


Ingredientes aprox para 1 persona


  • 1 pechuga de pollo mediana

  • Un puñado de espinacas baby

  • Un poco de lechugas de colores (que tengan hoja morada)

  • 2 higos frescos

  • 1 lima

  • 1/4 de cebolleta fresca

  • 1/4 de granada

  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

  • Un poco de orégano seco o fresco

  • Una pizca de sal

  • Una pizca de pimienta negra o de colores molida




Preparación


1. La preparación es muy sencilla. Primero de todo, corta y limpia la pechuga (en caso de que tenga exceso de grasa etc). En una sartén de plancha, añade un poquito de aceite de oliva virgen extra y pon la pechuga a cocinarse. Puedes añadir sal si quieres, aunque yo no le añado. Ya que suelo añadir la sal en las ensaladas únicamente en la vinagreta.


2. Mientras vamos a ir preparando los demás ingredientes. Lava las lechugas y las espinacas, y añádelas al plato o bol con él que vayas a comer. Después, añade los granos de granada, la cebolleta cortada en juliana y los higos cortados en rodajas.


3. Cuando tengamos el pollo cocinado, córtalo en trozos alargados y vuelve a saltearlo un poco. Coloca el pollo en el plato y ahora solo nos toca añadir la vinagreta.


4. Para la ensalada de pollo me gusta mucho añadir una vinagreta sencilla de lima. En un pequeño bote añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, una pizca de pimienta negra o de colores molida, un poco de orégano fresco o seco y exprime el zumo de 1 lima. Tapa el bote y agita. ¡Ya tienes tu vinagreta! Esta vinagreta si te sobra la puedes guardar en el frigorífico varios días.



Espero que disfrutes mucho de tu ensalada, que experimentes y mezcles. Puedes seguir leyendo muchas más recetas de ensaladas y comida saludable en el blog.


Si te ha gustado esta receta suscríbete en el blog para no perderte las próximas.

¡Un abrazo y hasta mañana!