Buscar

Dumpling de cerdo + Pasta wonton casera

Nos encanta la comida asiática, la probamos en números platos, en restaurantes, comida para llevar… pero ¿Hacerla en casa? Parece que las recetas asiáticas son de otro mundo.

Es tan fácil hacer platos asiáticos en casa y que estén deliciosos que no tienes excusa. En este caso vamos a hacer dumplings de cerdo. Empezaremos haciendo una pasta casera de wonton, para posteriormente rellenar.



Los dumplings son hechos con pasta de wonton. Los puedes rellenar de lo que quieras; pollo, cerdo, ternera, cordero, pescado, marisco, verduras… Además, la pasta es moldeable y le puedes dar forma de media lugar (como si fuera una empanadilla), forma de saquitos… el secreto está en hacer una pasta bien hecha, un relleno delicioso y cocinar la pasta correctamente.


Para empezar hacer la receta, te cuento como hacer la pasta de wonton.


CÓMO HACER PASTA WONTON EN CASA (Sin Huevo)


Ingredientes para unos 20 saquitos de dumplings:

  • 300gr de harina de trigo

  • 50ml de agua templada

  • Una pizca de sal


Vamos paso a paso:

1. Para hacer la pasta se necesitan pocos ingredientes. Y es muy sencillo. Vamos a coger un bol y añadimos la harina y la sal y mezclamos.



2. En un pequeño bol aparte, mezcla los huevos y el agua, hasta que estén completamente integrados.


3. En el bol de la harina ve añadiendo la mezcla del huevo poco a poco y ve amasando, hasta que lo tengas completamente integrado. Cuando lo tengas integrado tendrás una masa que todavía necesita más amasado. Lo mejor es que añadas en la encimera un poco de harina, añadas la bola de masa y amasa con movimientos de adentro hacia fuera. Amasa durante unos 10 minutos hasta que la masa sea lisa. Haz una bola, introdúcela en un bol de cristal limpio, tápala con film y deja reposar la masa durante un mínimo de 1 hora en el frigorífico.


La masa de wonton también puede hacerse sin huevo. Para aquellos que no pueden comer el huevo, no es problema. No hace falta substituirlo por otro producto. Se puede hacer la masa wonton solo con harina y agua.



4. Una vez la masa este reposada, la sacamos del bol y la amasamos en forma de espagueti grueso y largo.

Yo parto la masa en dos y hago como dos espaguetis. Aunque se podría partir en mas trozos. Cada espagueti lo corto en entre 10 y 12 trozos. Cada trocito, lo aplasto con la palma de la mano, le añado una pizca de harina y los voy apartando hasta tener todos los trozos de masa aplastados.




Ahora toca con un rodillo ir perfeccionando las porciones de pasta y prepararlas para hacer los saquitos de los dumplings.

Mientras trabajes con cada porción, tapa las otras piezas con un trapito húmedo (no mojado) para que no se sequen. Recuerda harinar un poco cada pieza para que no se peguen entre sí.


Para amasar los dumplings uso un rodillo de madera de juguete. Encontré este rodillo en una tienda de juguetes y rápido pensé que seria perfecto para amasar masas delicadas, galletas… ¡Es perfecto! Encuentra un rodillo que con el que puedas amasar las esquinas de la masa de forma delicada.


5. Con cada pieza de masa, vamos a alisarlas un poco con el rodillo sin aplastarlo mucho, más o menos que quede un grosor de 2 milímetros. Luego con un rodillo pequeño alisamos todas las esquinas, dejando que el centro del dumpling sea mas grueso. De esta forma cuando añadamos el relleno aguantará perfectamente.


Cuando tengamos todas las piezas las vamos a dejar a un lado en la encimera, tapadas con un trapo húmedo (no mojado).


Y ya tenemos la masa hecha. Esta masa la puedes guardar hasta 3 días en el frigorífico, bien tapado en un tapper. También se puede congelar y lo puedes tener en el congelador hasta 1 mes, para que siga estando en perfectas condiciones.

Existen moldes para hacer una masa regular y bien redonda o cuadrada, no obstante, no importa si es un poco irregular o el circulo no es perfecto, ¡son dumpling caseros! cuando vayamos hacer los saquitos, no se notarán tanto las imperfecciones caseras.

Ahora vamos a hacer el relleno.


CÓMO HACER DUMPLINGS DE CERDO


Ingredientes para el relleno del dumpling:

  • 300gr de carne picada de cerdo

  • Pimienta negra molida

  • Cilantro

  • Cebollino

  • Sal

  • Pimienta cayena o asiática roja (si te gusta darle un toque más picante a la masa)

  • 1 diente de ajo



1. Añade a un bol la carne picada, las especies, la sal… y mézclalo todo.

2. Ahora nos toca rellenar los saquitos. Cogemos una cuchara de postre, y llenándola entera añadimos este poquito de masa de carne al centro de cada pieza.

3. Ten un vaso con agua fría cerca, ya que nos ayudará a sellar y cerrar las piezas.


4. Cerrar el saquito no tiene mucho misterio. Es muy fácil y puedes hacerlo en forma de empanadilla, en forma de saquito… como quieras. Rellena el centro del dumpling por la parte más gruesa. Luego humedece los bordes con el agua de un dedo y un poco de agua fría. No te pases, se trata de humedecer un poquito la masa.

Con el agua de tus dedos ve cerrando la masa en redondo creando un saquito. Es muy fácil. Para sellar el saquito, aplasta un poquito la parte superior y listo.




Para cocer los dumplings lo puedes hacer de varias formas. La más tradicional es al vapor, aunque los dumplings fritos son un éxito por todo el mundo y los encontrarás en muchísimos restaurantes en china, Japón, corea…


En este caso vamos a hacer una fusión entre el vapor y el frito. Dejando unos dumplings deliciosos que te encantarán.

Coge una sarten honda, y en ella añade un poco de aceite de oliva virgen extra y pinta toda la base de la sarten. Cuando el aceite este caliente, añadimos los dumplings. Vamos a dejar que se frían un poco y añadimos 50ml de agua a la sarten. Tapamos la sarten con una tapa para que se sigan cociendo los dumplings al vapor durante unos 3 o 4 minutos. Abrimos la tapa, le damos un poco la vuelta a los dumplings añadimos un poquito de aceite y un poquito más de agua, cerramos de nuevo la tapa por unos 3 o 4 minutos más. Y así vamos haciéndolo por todos los lados del dumpling.


La idea es que vayas haciendo todos los lados del dumpling y que la pasta quede cocida. Ten cuidado de no romper el saquito. Si la masa está bien amasada y cerrada no se te abrirán los saquitos.

Cuando estén cocidos la textura es una especie de masa de pasta hervida un poco más gruesa con un toque de frito.


Para acompañar los dumplings hay varias salsas perfectas. Salsa de soja, salsa de ostra, salsas picantes, agridulces… tu decides. Hoy hemos cogido un poco de salsa de soja, le hemos añadimos picante vietnamita seco (es una especie de picante de cayena pero muchísimo más picante) con un poco de vinagre de manzana.



Cuéntame que salsa has usado y que tal te han salido los dumplings en los comentarios.

Puedes seguir leyendo muchas más recetas asiáticas en el blog.

Si te ha gustado este post suscríbete en el blog para no perderte las próximas recetas e inspiración para tus recetas. ¡Un abrazo y hasta mañana!


¡Suscríbete al blog para recibir

artículos y recetas gratuitas!