Buscar

Coca dulce de canela y fresas

Llega el fin de semana y apetece un dulce… ¿Te suela? A mi me apetecen a todas horas. Y aunque no suelo comer dulces durante la semana, cuando llega el fin de semana quiero permitirme algún capricho.

Esta coca de canela y fresas es tan deliciosa y refrescante que te encantará. Es un dulce perfecto para desayunos, para un postre en familia, para merendar… no importa, lo querrás comer a todas horas.



Esta receta no tiene mucha complicación, pero si se tarda un poquito. Ya que se debe fermentar la masa. Cuando hago esta coca, preparo la masa por la noche y la dejo fermentando en el frigorífico. Ya sabemos que la fermentación en frio es mas lenta, pero de esta forma me aseguro de que no se estropea la masa y cuando me levanté ya estará lista para hornearse. Pero no nos adelantemos… ¡Te cuento como hacer la coca de canela y fresas más abajo paso a paso!




Las cocas son muy tradicionales de donde soy. Generalmente hay cocas para San Juan y algunos tipos de festividades. Nunca llevan fruta fresca, suele ser fruta confitada, o de crema pastelería, cabello de ángel, chicharrones…

A mi me encanta hacerlas con fruta fresca. Hace que la coca sea más fresca, tenga un sabor más ligero y que este deliciosa.


COCA DULCE DE CANELA Y FRESAS


Ingredientes necesarios para unas 12 porciones:


  • 300 gr de harina de trigo - de fuerza

  • 18 gr de levadura fresca

  • 70 ml de agua

  • 100 gr de azúcar blanco

  • 5 gr de sal

  • 2 huevos L

  • 50 gr de mantequilla sin sal

  • Canela al gusto, si quieres que el sabor este bastante presente añade dos cucharadas de postre.

  • 1 limón

  • Una cucharadita de postre de agua de azahar




Vamos a preparar la masa


1. Primero de todo vamos a preparar el pre-fermento. En el mismo vaso donde tengamos el agua, añadimos la levadura y dos cucharadas de harina y lo mezclamos muy bien hasta que quede todo disuelto.


2. En otro bol grande añadimos los huevos y el azúcar y los batimos hasta que quede una textura espumosa.


3. Después, en el bol de los huevos, añadimos la mantequilla pomada, la sal, la canela, la ralladura de todo un limón y el agua de azahar. Y batimos todo hasta crear una maza homogénea.


4. Integramos a la mezcla el pre-fermentado y batimos de nuevo.


5. Por ultimo, nos falta integrar la harina y vamos a ir añadiéndola poco a poco. No hace falta tamizarla. Aunque si lo prefieres lo puedes hacer. Y mezclamos. Cuando ya nos sea difícil mezclar, pasamos la masa a la encimera de la cocina o a la mesa en la que estes trabajando, y amasamos hasta crear una bola lisa. Recuerda que antes de amasar en la encimera debemos añadir un poco de harina para que no se nos pegue.


6. Por ultimo, añade la bola de masa a un bol limpio, tápalo con papel film y déjalo fermentar. Si vas a utilizar la masa en el mismo día déjala fermentar entre 1 y 2 horas a temperatura ambiente. El mejor lugar es dentro del horno, con la puerta cerrada y apagado. Si vas a usar la masa para el próximo día, guárdala en el frigorífico toda la noche.


Ultimando los detalles previos al horneado...


7. Cuando ya tu masa este fermentada (crecerá aprox. Del doble de su tamaño original), la extendemos en la mesa en la que estemos trabajando (por harina previamente) y con la ayuda de un rodillo le damos forma hasta que tenga un grosor de 1 cm. Haz la forma que más te guste; cuadrada, redonda, perfecta, imperfecta… no importa.


8. Cuando tengamos la masa extendida, la ponemos encima de la bandeja del horno con un papel de hornear debajo. Y la dejamos fermentar a temperatura ambiente por una hora más. Tapa la masa con un trapo sin aplastar.




9. Y por último añadimos las fresas. Si no estamos en temporada de fresas las puedes poner congeladas, o puedes añadir otras frutas. Otras frutas que combinan perfectamente con este tipo de cocas son; las frambuesas, las moras, melocotones, nectarinas, mango, kiwi, plátano… ¡Te encantará tanto esta receta que seguro que luego pruebas con otras frutas!

10. Ahora solo toca hornear. Pre-calienta el horno a 200ºC durante 10 minutos y luego baja la temperatura a 180ºC y hornea la coca durante 12 minutos.



11. Para decorar y darle un toque más dulce al exterior, haz un glaseado sencillo con azúcar glas y agua. Si añadimos limón, clara de huevo… vamos a darle un sabor que no nos interesa. Por eso, coge un bol pequeño y añade 3 cucharadas soperas de azúcar glas, luego añade 2 cucharadas soperas de agua fría y mezcla con la misma cuchara hasta tener un glaseado homogéneo. Pinta tu coca con este glaseado, o ve añadiéndolo en líneas, entre las fresas… Deja enfriar la coca y ya esta lista para comer. ¡Te aseguro que durara muy poco! ¡¡¡Está tan buena…!!!



Esta coca tiene los extremos crujientes, es dulce y esponjosa en su interior y las fresas le dan un toque de frescor y jugosidad que te encantará.

Espero que disfrutes mucho de esta coca. Cuéntame en los comentarios de debajo que tal te ha salido, si has añadido fresas o has probado con otras frutas… Puedes seguir leyendo muchísimas mas recetas dulces y saladas en el blog.


Si te ha gustado esta receta, suscríbete en el blog para no perderte próximas recetas e inspiración en la cocina. ¡Un abrazo y hasta mañana!