Buscar

Esponjoso Briox con un toque de lima y mermelada casera de fresas silvestres

Empezamos el fin de semana con un delicioso briox con un toque de lima acompañado con una mermelada casera de fresitas silvestres. Con ingredientes básicos podemos hacer nosotros mismos un delicioso dulce para desayunos, meriendas, postres… Sin añadir conservantes o colorantes, podemos disfrutar de este dulce recién sacado del horno, calentito y delicioso. O acompañándolo con una bola de helado… las posibilidades son muchas. 



Como hacer un Briox esponjoso

Ingredientes necesarios:

  • 450 gr de harina de trigo de fuerza

  • 100 ml de leche entera

  • 50 ml de agua

  • 50 ml de nata de montar

  • 25 gr de levadura fresca

  • 2 huevos L

  • Ralladura de lima (De una lima entera)

  • 60 gr de azúcar blanco o moreno

  • 30 gr de mantequilla

  • Una pizca de canela en polvo (al gusto)

  • Una pizca de Jengibre en polvo (al gusto)

Para acondicionar el molde y preparar el espacio de trabajo necesitaremos un poco más de harina y mantequilla. Para pintar el briox y dorarlo necesitaremos 1 huevo más.




Vamos paso a paso

Utiliza un bol grande para poder añadir todos los elementos de la receta.

1. Añade al bol el agua, la leche y la nata, y mézclalos.


2. Añade la levadura, con tus manos ve desmigándola. Una vez la tengas en el bol coge una batidora de varillas y mezcla, hasta integrarlo todo.


3. Continúa añadiendo el azúcar, los huevos, la ralladura de lima y la mantequilla derretida y mezcla.


4. Por último, añade la harina, en este paso ya te será imposible remover con las varillas, te tocará ensuciarte las manos y empezar a mezclarlo para que quede la harina bien integrada a la mezcla.



5. Para seguir amasando la masa correctamente, deja un espacio de la encimera limpio y pon un poco de harina. Usa tus manos para amasar la masa, dando vueltas, alargándola y comprimiéndola, hasta que puedas hacer una bola perfecta y que ya no esté pegajosa.


6. En un bol limpio, añade un poco de harina y la bola de la masa. Tapa el bol con un trapo sin apretar la masa, solo cubriendo la superficie y déjala fermentar.

Debes dejarla durante 60 minutos a temperatura ambiente (entre 21 y 24ºC).



7. Coge la bola fermentada (que habrá crecido el doble de su tamaño) y en la encimera y aplástala un poco para que eliminé el gas de la fermentación.


8. Haz un rollito y pártelo por la mitad a lo largo. Te deben quedar dos especies de espagueti gordito, cada uno de ellos lo puedes partir en 12 trocitos.


9. Haz bolitas de cada trocito.


10. En un recipiente de horno o dos, unta mantequilla y si quieres añade un poco de papel de horno para que sea más fácil desmoldar (aunque si aplicas bien la mantequilla no es necesario). Añade las bolitas dejando un poco de espacio entre ellas. Una vez terminado el proceso, coge un trapo de cocina y tapa los recipientes sin que toque la masa y déjalo fermentar 60 minutos más.




11. Pasado este tiempo los bollitos habrán crecido el doble de su tamaño y ya están listos para el horno. Píntalos un poco con huevo y al horno. Precalienta el horno 10 minutos antes a 200ºC. Luego bájalo a 180ºC para hornear. En unos 15 minutos los bollitos ya estarán listos.


Como preparar una deliciosa mermelada casera y sencilla de fresas


Estos deliciosos bollitos los podéis acompañar con salado; jamón, queso, salón ahumado… o con dulce. Al no llevar mucho azúcar se combinan perfectamente con todo.


En este caso aprovechando que ayer cogimos mi madre y yo un montón de fresitas silvestres en uno de nuestros paseos, vamos a hacer una mermelada sencilla.


Solo necesitamos las fresas (o la fruta que quieras) cortada a trocitos muy pequeños y azúcar.

Debes calcular que si tienes 100 gr de fruta, debes usar 25gr de azúcar. Y así multiplicarlo por la cantidad que deseas hacer. Hay frutas menos dulces, pero en general esta es la medida.

Añadimos las fresas, el azúcar y un poco de agua y lo ponemos al microondas 3 minutos a temperatura alta. Pasado este tiempo, abrimos, removemos y volvemos a poner 1 minuto más. Volvemos abrir y si crees que le falta un poco puedes añadir 1 minuto más. Déjala enfriar y la tienes lista para disfrutar. Si te sobra puedes guardarla en el frigorífico varios días.



¡Están tan ricos que seguro que te encantarán! Disfrútalos y cuéntame que tal te han salido, déjame el mensaje abajo en los comentarios.

Si te ha gustado este artículo suscríbete al blog para recibir novedades y recetas en tu email.

¡Un abrazo y hasta la próxima!